PUBLICIDAD

TITULARES

PNUD destaca dificultad de RD para identificar quién existe para el Estado

SANTO DOMINGO.- El coordinador residente del Programa de las Naciones
Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la República Dominicana, Lorenzo Jiménez de Luis, destacó hoy la dificultad de identificar a personas que, virtualmente “son fantasmas”, que no existen para el Estado.
De este modo se refirió este viernes a una de las tareas previstas por la Unión Europea (UE) para contribuir a la solución del problema migratorio entre República Dominicana y Haití, mediante un proyecto anunciado hoy y que contará con un presupuesto de siete millones de euros (7,9 millones de dólares).
Uno de los cinco puntos previstos en el “Proyecto para tratar la crisis de migración en la isla de La Española” es la identificación del denominado “Grupo B” de inmigrantes, personas nacidas en República Dominicana de padres indocumentados entre 1929 y 2010, pero que nunca fueron inscritos en el Registro Civil, según la Ley Especial de Naturalización 169-14.
“Es un grupo tan tremendamente difícil de identificar, por su propia naturaleza, que exige de enormes esfuerzos para llevarlo a cabo”, dijo el representante del PNUD.
En este sentido se refirió a una experiencia piloto desarrollada por el organismo en tres provincias sobre los 55,000 ciudadanos del llamado “Grupo A”, que sí tuvieron papeles y que figuran en una lista, y afirmó que “encontramos enormes dificultades para identificarlos” a pesar de estar registrados.
“Hay que imaginar el desafío que supone cuando se trata de personas que nunca tuvieron papeles (…) Se trata de un problema muy serio, se trata de personas sin identidad; son fantasmas, no existen en el sentido estricto de la palabra porque carecen de identidad documental”, dijo Jiménez de Luis.
De los cinco puntos del proyecto, hay otro que se desarrollará con las autoridades de República Dominicana, y será la realización una nueva encuesta de población que actualizará la Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI-2012).
El hecho de llevar a cabo una nueva encuesta de población “es vital para seguir trabajando sobre bases muy sólidas y muy claras, y nos permite saber que trabajamos sobre un objetivo constatable”, que llevará a cabo la Oficina Nacional de Estadística (ONE) con el apoyo del Fondo de Población de la ONU.
Las otras tres líneas de actuación se llevarán a cabo con la Administración de Haití, dedicadas, principalmente, a documentar a los ciudadanos en ese país, dadas la dificultades del Gobierno haitiano para proporcionales identificación.
Esta iniciativa terminó de definirse hoy en una reunión en la que participaron embajadores de los Estados Miembros de la UE en el país y en Haití, así como representantes de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, en la que se abordó tanto el tema de la nacionalidad como el de migración entre ambos países.
Tras el encuentro, el presidente del Comité de la Unión Europea para América Latina y el Caribe (Colac), el español Francisco Acosta, que se encuentra de visita de campo en República Dominicana, hizo el anuncio ante los medios presentes.
Jiménez de Luis consideró como “extremadamente importante” que la UE haya invitado a distintos organismos de la ONU a participar en esta reunión para tratar temas de tal trascendencia como la nacionalidad y la migración, sobre todo teniendo en cuenta el marco del proyecto, que va contribuir “significativamente” a resolver el conflicto migratorio.
“Es una iniciativa fantástica de la UE que permitirá a los ciudadanos regularizarse en origen, de forma que también puedan hacerlo en destino”, dijo el representante del PNUD, que se mostró “muy optimista” en cuanto a la contribución que la iniciativa supondrá para la resolución del problema.
Además, destacó que “la disposición de las autoridades dominicanas ha sido formidable, a todos los niveles, desde la Presidencia a la Dirección General de Migraciones. Es extraordinario ver la apertura con las que nos reciben y con la que podemos dialogar”, agregó.
Las agencias de las Naciones Unidas que participarán en la ejecución del proyecto son la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), cuyos representantes estuvieron en el encuentro.
Jiménez de Luis reconoció que, durante la reunión, no se abordó la crisis política que vive Haití y las posibles implicaciones que esta situación puede conllevar para el tema migratorio, algo que achacó a la falta de tiempo, aunque admitió que debe ser un asunto a tratar. EFE

No hay comentarios.