TITULARES

Primer Ministro pide ayuda para solucionar la creciente crisis

 


PUERTO PRINCIPE.- El primer ministro de Haití, Ariel Henry, solicitó apoyo de la comunidad internacional para solucionar la crisis humanitaria en su país.

“Queremos que brinden todo el apoyo necesario para evitar que la gente muera”, dijo Henry en un discurso a la nación.

Henry no especificó cómo debería ser esa ayuda ni pidió abiertamente la intervención militar extranjera.

“Queremos que el agua potable y los medicamentos lleguen a las personas que están enfermas en este momento donde el cólera ha comenzado a resurgir, que las fábricas que producen agua reinicien la producción; necesitamos médicos y enfermeras para poder llegar al hospital, que circulen las ambulancias, que los hospitales vuelvan a funcionar”, dijo.

Agregó que “necesitamos que nos ayuden a desbloquear las carreteras de todo el país, que la gasolina fluya por todos lados, que todos los niños vayan a la escuela sin miedo, que todos puedan hacer su trabajo sin miedo”.

Asimismo, llamó a sus compatriotas a que “muestren compasión y humanidad y se unan por el bien del país».

“En el nuevo Haití qué queremos, queremos cambiar la forma en que manejamos las finanzas estatales”, expresó.

Dijo que las reformas recientes no solo estaban dirigidas a reducir US$400 millones en subsidios a los combustibles y cerrar un lucrativo mercado negro, sino a recaudar millones en aranceles aduaneros no recaudados de los evasores de impuestos.

“Tienes que estar de acuerdo conmigo, no podemos tomar todas las recetas personalizadas para servir a un pequeño grupo de personas y subsidiar un solo producto”, afirmó.

Indicó que «los delincuentes tenían a Haití como rehén e intentaban poner a todo un pueblo de rodillas, porque creen que es la única forma de llegar al poder».

“El comportamiento irresponsable y criminal de esta gente ha creado una crisis humanitaria que nunca hemos visto, nunca hemos vivido en la tierra de Haití y que amenaza la soberanía del padre Dessalines”, subrayó.

Advirtió que “no podemos quedarnos de brazos cruzados y ver a algunos bandidos, asociados con algunos malos políticos y algunas personas malas, hundir a nuestro país en un desastre sin precedentes».


No hay comentarios.