PUBLICIDAD

TITULARES

Obispos aseguran la libertad se ve amenazada por la censura, la impunidad y el clientelismo

SANTO DOMINGO-  La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), en su “Mensaje” titulado “Fortalezcamos
nuestra conciencia patriótica: valoremos nuestros Símbolos Patrios”, emitido con motivo del 176 aniversario de la Independencia Nacional, exhorta al pueblo dominicano a poner la mirada en sus deberes ciudadanos ante los símbolos patrios.
Al referirse a las libertades fundamentales estipuladas en la Constitución Dominicana, como el libre desarrollo de la personalidad, la libertad de conciencia, tránsito, asociación, reunión, expresión, información, empresa y culto, los prelados subrayan que el valor de la libertad está amenazado por acciones de esclavitud como las censuras ante la libertad de expresión, impunidad, clientelismo, la deficiente calidad en la educación, falta de oportunidades laborales, la pobreza, entre otros. Manifiestan que “existe verdadera libertad cuando cada dominicano puede vivir dignamente”.
“Estamos convencidos de que, sin un profundo amor a la Patria, es imposible realizar un proyecto de nación capaz de reflejar los sueños que tuvieron nuestros padres fundadores. Sin la mirada puesta en los ideales cristianos, patrióticos y libertarios, cada uno podría estar elaborando proyectos individuales, egoístas y lejanos a los intereses nacionales”, señalan los obispos.
Explican que “en la medida en que fortalezcamos nuestra identidad patriótica podremos valorar la parte esencial de la patria que es su gente”, al tiempo que indican “nuestra Bandera, Escudo e Himno Nacional, son viva expresión de soberanía e independencia del pueblo dominicano y de su historia; símbolos esenciales que marcan su identidad, cultura e idiosincrasia, así como elevan sus esperanzas, aspiraciones, deseos de progreso y paz.”
El Episcopado pide a todos los padres, madres y tutores comprometerse para que los jóvenes se impregnen de un profundo sentimiento patrio y lleguen a ser hombres y mujeres que entregan lo mejor de sus vidas a su país, asumiendo las palabras de Duarte cuando dice: “trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos”.
Asimismo, invitan a todos los dominicanos a “poner sus talentos al servicio del fortalecimiento de una República Dominicana que refleje los valores más elevados del ser humano. Los padres de la Patria nos dejaron un legado de integridad, honestidad y sacrificio que debe marcar la moral de cada uno de sus ciudadanos.

No hay comentarios.