PUBLICIDAD

TITULARES

Gobierno firma acuerdo para garantizar 10 mil vacunas contra COVID-19

 


SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader firmó la tarde de este viernes un acuerdo con la empresa  AstraZeneca farmacéutica global con sede en Cambridge, Reino Unido

para garantizar la vacuna contra el COVID-19.

El presidente de para Centroamérica y el Caribe Rolando Rafael Rolando, dijo que el acuerdo permitirá que 10 millones de la dosis de la vacuna contra el coronavirus para el primer trimestre al año 2021.

La vacuna de la empresa es la AZD1222 la cual estará sujeta a la aprobación del Congreso Nacional.

La vicepresidenta de la República Raquel Peña informó que se realizó un primer pago de 8 millones para la vacuna gracias a la colaboración del sector privado.

En el país tendrá 10 millones de vacunas a un costo de 4 dólares por cada una y solo se podrán vacunar 5 millones de personas porque en cada persona serán aplicadas dos dosis para segurar su eficacia.

El presidente Abinader informó que cuando la vacuna este lista su madre será una de las primeras en vacunarse.

Abinader dijo que con la firma de este acuerdo se busca que el país sea uno de los primeros en tener la vacuna disponible.

El presidente dijo que las personas de mayor riesgo serán los primeros en recibir la dosis y agregó que el Ministerio de Salud Publica ya tiene el establecido el protocolo a utilizar.

Los ensayos clínicos de esa vacuna están en la fase 3, la última antes de conocer con exactitud si es segura y si permite proteger a la población de la enfermedad, tras lo cual necesitará el visto bueno de los reguladores antes de procederse a una vacunación masiva.

Los resultados de las primeras pruebas clínicas de la vacuna de Oxford, publicados el pasado julio, ya indicaban que genera anticuerpos y las células T, y se espera que los detalles de los últimos hallazgos sean publicados pronto en una revista médica.

Antes que República Dominicana, los Gobiernos de Argentina y México, así como la fundación mexicana Slim, llegaron a un acuerdo con la farmacéutica y Oxford para fabricar la vacuna destinada a sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto a Brasil.

Los ensayos no han estado exentos de problemas. En septiembre, las pruebas se reanudaron tras ser interrumpidas por un breve periodo por la reacción adversa sufrida por un voluntario.

Además, recientemente falleció en Brasil otro voluntario, un caso del que no se dieron mayores detalles, pero, según los medios, esta persona habría recibido un placebo y no la vacuna.

No hay comentarios.