PUBLICIDAD

TITULARES

Vulnerabilidad SD es desafío para construir una ciudad resistente

SANTO DOMINGO.- El Gran Santo Domingo ha experimentado un crecimiento
exponencial en las últimas décadas. Este acelerado proceso de desarrollo ha estado acompañado de un incremento de las condiciones de exposición y vulnerabilidad de la población, frente a fenómenos como sismos, tsunamis y ciclones.
Así los expresó el geólogo y consultor internacional en materia de gestión de riesgo, Marco Antonio Giraldo, durante la conferencia “La vulnerabilidad del Gran Santo Domingo: Un desafío para la resiliencia de la ciudad” que dictó en el acto inaugural del diplomado para comunicadores: “La comunicación para la gestión del riesgo de desastre y el cambio climático” que implementan el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), en el marco del proyecto “Acciones que Salvan Vidas”.



Explicó que el crecimiento no planificado de la ciudad, la concentración de personas en zonas de peligro frente a amenazas sísmicas, inundaciones y deslizamientos; la construcción de viviendas sin las normas técnicas mínimas, el déficit de presupuesto para adoptar medidas sistemáticas de reducción de riesgo y preparación para desastres, así como la falta de educación de la ciudadanía sobre el riesgo de desastres, incrementan la vulnerabilidad de la población.
Consideró que “es fundamental asegurar que las políticas de desarrollo local tomen en cuenta un modelo de ocupación del territorio que garantice la gestión de riesgo de desastres, incorpore medidas de seguridad y protección e incluya la formación de la población para garantizar su vida y la sostenibilidad de sus medios de subsistencia”.
El acto estuvo encabezado por Luciana Mermet, representante del PNUD; Iván Ogando, director de FLACSO y el mayor general Rafael Emilio de Luna Pichirilo, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, quienes consideran que los comunicadores juegan un rol fundamental en la formación de una cultura de gestión de riesgo, al convertirse en transmisores de la información y el conocimiento sobre los peligros.
Un total de 35 comunicadores fueron becados para participar en este diplomado que tendrá una duración de 2 meses e incluye los módulos de Introducción a la gestión de riesgo de desastres, la respuesta a la emergencia y la recuperación postdesastre, marco jurídico sobre la gestión de riesgo y la emergencia; medio ambiente y cambio climático; y estrategia de comunicación sobre gestión de riesgo sísmico.

No hay comentarios.